Bienvenidos a la primera edición del Mensajero de Mieloma. Queremos compartir información actualizada de los tratamientos y darles una traducción en español de los artículos recientes de las publicaciones de la IMF - Myeloma Today y Myeloma Minute. Ofrecemos el mensajero en forma mensual diez veces al año. La siguiente edición estará enviada el 15 de septiembre. Para cualquier aclaración, consejo, o solamente para saludarnos, escribe al mensajero@myeloma.org.

Reporte del Congreso Anual de la Sociedad Americana de
Oncología Clínica 2006
Por Lynne Lederman, PhD



Noticias Prometedoras

El congreso de la Sociedad Americana de Oncología Clínica 2006 (ASCO), que tuvo lugar del 2 al 6 de junio en Atlanta, Georgia, proporcionó noticias prometedoras acerca del uso de nuevas drogas tanto en monoterapia como en combinación con otras drogas para pacientes con mieloma de nuevo diagnóstico o en recaída.

Nuevos Agentes en el Mieloma de nuevo diagnóstico

Por primera vez en el ASCO, el mieloma fue destacado en la sesión plenaria. Thierry Facon de la Universidad de Lille, Francia, presentó los resultados del estudio del Intergrupo Francés de Mieloma (IFM) comparando melfalán y prednisona más talidomida (MPT) con el tratamiento estándar MP o con altas dosis de melfalán seguido de trasplante de células stem (Transplante de células madre o TCS) en pacientes con mieloma de nuevo diagnóstico. El estudio incluyó pacientes entre 65 y 75 años de edad. Los pacientes que recibieron el tratamiento MPT tuvieron una tasa de respuestas más elevada que los pacientes que recibieron el estándar MP, con un incremento en el tiempo hasta la progresión de la enfermedad, e incremento en la supervivencia global. En la discusión de esta presentación, Kenneth Anderson del Dana-Farber Cancer Institute, de Boston, Massachusetts, denominó estos resultados como "un maravilloso ejemplo de progreso en nuestra enfermedad," y destacó que MPT debería ser considerado como una opción de tratamiento estándar a comparar en futuros ensayos clínicos con otras nuevas drogas en el tratamiento de pacientes mayores con mieloma de nuevo diagnóstico. Sin embargo, los pacientes que recibieron MPT presentaron más efectos secundarios que los que recibieron MP, incluyendo una más alta incidencia de trombosis y neuropatía asociados a la talidomida, precisando reducciones de dosis. Sin embargo, MPT puede constituir una muy buena opción de tratamiento para pacientes no candidatos a trasplante de células stem.

Otro estudio en fase avanzada para pacientes de nuevo diagnóstico fue presentado por Vincent Rajkumar de la Clinic Mayo, Rochester, Minnesota. El destacó que, aunque la tasa de respuestas sea más alta en los pacientes tratados con talidomida más dexametasona (TD) que con dexametasona sola, la mediana del tiempo hasta la progresión de la enfermedad no ha sido todavía alcanzada, y las diferencias en la supervivencia global a dos años de seguimiento no son significativas entre los dos tratamientos. Los fenómenos trombóticos potencialmente fatales ocurrieron mucho más frecuentemente en los pacientes que recibieron talidomida, por lo que es necesario el uso de aspirina como profilaxis de fenómenos trombóticos. El descenso de leucocitos en la sangre fue otro de los efectos secundarios asociado con la talidomida.

Antonio Palumbo, de Torino, Italia, presento un estudio de fase precoz con lenalidomida (Revlimid) más MP (R-MP) en pacientes con mieloma de nuevo diagnóstico. En este estudio, que fue diseñado para determinar la dosis óptima de Revlimid en combinación con MP, la tasa de respuestas fue prometedora, aunque se necesitan estudios futuros.

Bortézomib fue también estudiado como primera línea de tratamiento y como agente único. Paul Richardson del Dana-Farber Cancer Institute, Boston, Massachusetts, comunicó los resultados del estudio, en el cual se incluyeron análisis de neuropatía antes, durante y después del tratamiento. El estudio evaluó también vías para tratar la neuropatía si esta aparece. En este estudio, al menos la mitad de los pacientes tenían neuropatía en el momento de ser incluidos en el estudio, aunque en la literatura científica aparece que sólo el 10% de los pacientes con mieloma tienen neuropatía al momento de ser diagnosticado. La neuropatía que aparece durante el tratamiento con bortézomib fue manejable y reversible. La tasa global de respuestas con bortézomib como agente único fue del 40%, con un 10% de remisiones completas, haciendo que bortézomib sea el agente más efectivo en mieloma como agente único. Richardson reconoció que bortézomib probablemente será usado principalmente en combinación con otras drogas, aunque la monoterapia evitaría el uso de los esteroides, y no se asocia con fenómenos trombóticos.

Estudios de seguimiento en mieloma en recaída

Donna Weber, del M.D. Anderson Cancer Center, Houston, Texas presentó más resultados del estudio norteamericano (MM-009) de lenalidomida más dexametasona (len-dex) comparado con dexametasona (dex) sola en pacientes con mieloma en recaída. Este es el compañero de otro estudio realizado en Europa (MM-010) y cuyos resultados fueron presentados el pasado invierno en el congreso de la Sociedad Americana de Hematología (ASH). Al igual que en el compañero europeo, este estudio mostró que los pacientes tratados con len-dex tenían una tasa de respuestas más alta, así como mayor tiempo hasta la progresión de la enfermedad, y mayor supervivencia global. Weber destacó que los análisis no están del todo completos todavía. Aunque algunos efectos secundarios, como la neuropatía, estreñimiento y fatiga son menos frecuentes con lenalidomida que con talidomida, lenalidomida se asoció con mayor efecto sobre las células de la médula ósea que dan lugar a los hematíes, leucocitos y plaquetas, produciéndose anemia, descenso de los leucocitos en la sangre y de las plaquetas. Lenalidomida también produce fenómenos trombóticos aproximadamente con la misma frecuencia que la talidomida, lo cual requerirá el uso de tratamiento profiláctico. La tasa de fenómenos trombóticos fue diferente en el estudio de América del Norte que en el europeo y las razones son desconocidas. Michael Wang, también del M. D. Anderson Cancer Center, discutió un análisis conjunto de ambos estudios, con el objetivo de determinar si el tratamiento previo con talidomida tenía algún efecto en la respuesta a len-dex. Como los grupos que recibían lenalidomida y los que no la recibían no tenían historias previas y curso de la enfermedad comparable, esta pregunta no pudo ser respondida.

Preguntas no contestadas y Direcciones Futuras

Aunque se discutió el problema de los fenómenos trombóticos tanto con la talidomida como con la lenalidomida, no hubo un consenso sobre cual es la mejor manera de prevenirlos. El tratamiento profiláctico puede incluir el uso de aspirina u otras drogas que disuelvan coágulos, tales como el cumadina o heparina de bajo peso molecular, dependiendo de los factores de riesgo particulares de cada paciente. Los factores que pueden aumentar el riesgo de trombosis incluyen el uso de ciertos agentes quimioterápicos como por ejemplo, doxorrubicina, y el uso de eritropoyetina, mientras que pacientes que estén tomando altas dosis de corticoides, como dexametasona, parece que tienen menos riesgo de fenómenos trombóticos.

Dados los resultados prometedores con bortézomib, lenalidomida y talidomida, se esperan nuevos ensayos clínicos combinando estas drogas entre ellas y con algunas de las más tradicionales. Todavía se necesita conocer cuáles son las mejores combinaciones y el número de ciclos de tratamiento a administrar. No se sabe todavía qué usar como tratamiento de mantenimiento para pacientes cuyo mieloma está en remisión, y esta pregunta, también, necesitará ser contestada en ensayos clínicos. Existen varias nuevas drogas anti-mieloma que están en fases precoces de desarrollo, así como en ensayos clínicos precoces. Como las nuevas drogas que se están desarrollando, actúan contra el mieloma en diferentes vías, el uso de combinaciones de los nuevos tratamientos con los ya establecidos debería traducirse en mayor número de pacientes con remisión completa y mantenida ésta durante periodos más largos de tiempo.

NOTA: Lynne Lederman, PhD, es un escritor médico en Mamaroneck, New York.


Reporte de la Reunión Bianual del Scientific Advisory Board (Junta Científica) de la IMF en Albufeira, Portugal
Por Douglas E. Joshua, BSc, MBBS, DPhil, FRACP, FRCPA (Australia)



Atendí a la primera reunión de la Junta Científica de la IMF en el año 2000 en la isla de St. John de las Islas Vírgenes de los Estados Unidos. Las reuniones seguían en forma bianual con los médicos reuniendo y juntando para discutir los asuntos importantes de sus investigaciones particulares.

El punto clave en el discurso para la reunión de 2006, que se llevó a cabo en Abril de este año en Albufeira, Portugal, era de salir con un acuerdo para el Guía de Mantenimiento del Mieloma. Veintidós especialistas se juntaron para considerar asuntos relacionados con los análisis diagnosticados, terapias de primera línea, mantenimiento, suporte para los pacientes, y otros tópicos relacionados con el mieloma. También discutimos un asunto importante: el iniciativo de la IMF - Bank On A Cure®. (El banco de ADN de la fundación para los asuntos de recerca en el tratamiento de mieloma y su diagnosis).

La junta fue encabezada por el Dr. Brian Durie. Preguntas específicas de varios tópicos eran circuladas a los participantes. Respondieron todos mientras un sistema electrónico de respuestas, el cual puso las respuestas en pantalla para su discurso continúo. Era muy interesante para todos ver las respuestas en una forma tan inmediata.

Por ejemplo, el asunto de la primera pregunta fue de utilizar un MRI en el momento de diagnosticar el mieloma. Las respuestas de los asistentes claramente nos señalaron que existen muchas opiniones entre los médicos. Aunque los resultados de un MRI tienen valor cuando se toma en un ensayo clínico, no es precisamente un análisis muy común. La gran mayoría de los participantes se sintieron que, por ahora, se debe pedir un MRI solamente si los síntomas lo pidieron. Por supuesto, si con un baja en el costo del análisis, la opinión se puede cambiar. Mientras, se acordaban que siempre se debe pedir un MRI cuando existe un plasmacytoma solitario pero existe la posibilidad de un mieloma múltiple.

El próximo asunto se trató del uso del análisis FREELITE®, el cual medida las cadenas ligeras (Kappa) y (Lambda) en la sangre. Este análisis facilita el monitoreo de los pacientes que no manifiesten una cadena pesada claramente identificable de inmunoglobulina. Estábamos claramente de acuerdo que este análisis es sumamente importante. Nuestras respuestas nos indicaron que aunque algunos utilizan este análisis de rutina, otros lo utilicen solamente con la presencia de problemas de cadenas ligeras.

Después, discutimos los citogénicos de base y la tecnología FISH (fluorescent in situ hybridization). Los citogénicos nos permiten ver las anormalidades en las células divididas. La tecnología FISH ofrece una manera que permita que los científicos visualicen y crean un mapa de la material genética del paciente, algo importante para comprender una variedad de las anormalidades de cromosomas o otras mutaciones genéticas. Casi todos fueron de acuerdo que se deben hacer los análisis de los citogénicos de base y FISH al momento de diagnosis.

Llego, discutimos la mejor manera de tratar los pacientes aptos para el transplante, antes de hacer dicho tratamiento. Nuestra encuesta nos señaló que el uso de la terapia de VAD se ha bajado dramáticamente. Los participantes han tenido diferentes experiencias con la terapia de primera línea antes del transplante. Sobretodo, las diferencias estaban debidas a las circunstancias de costo y reembolso en los países de los asistentes. Por ejemplo, aunque se usan la talidomida en algunos países, en mi país, Australia, su uso no está cubierto por el seguro como tratamiento de primera línea. Las diferencias en cuestiones de los seguros y los costos de tratamientos alteran las opciones de tratamientos por que los pacientes que no están en un ensayo clínico tienen que depender en el reembolso del seguro. Y a veces, el seguro no les ayude.

Había un consenso que, después del transplante, los pacientes deben recibir las vacunas estándares de la niñez.

Cuando el paciente no es apto para un transplante, o un transplante no es planeado, existen varias combinaciones de tratamientos para la terapia de primera línea. Por supuesto, podemos decir que tenemos, en este momento, mejores herramientas que antes, pero no podemos decir que una es mejor que otra en todos los casos. Vemos que algunos pacientes logran una remisión completa sin transplante, pero no es claro si las remisiones están tan estables y/o durables a las que siguen un transplante. Según los resultados de un estudio italiano, el tratamiento más óptimo parece ser una combinación de melfalán (Alkeran), prednisona, y talidomida (MPT).

Después del relapso, el tratamiento depende de los accesibles en el mercado, no todos tienen acceso a todos los tratamientos. También, se debe tomar en cuenta las preferencias del paciente; algunos no pueden ir al hospital con la frecuencia necesaria para recibir un tratamiento; y por eso, ellos deciden de recibir un medicamento oral. Si el relapso ocurre sin problemas clínicas, la mayoría de los científicos acordaron de observar y esperar en vez de de iniciar otro tratamiento (sin la aparición de otras síntomas o cambios en los análisis laboratorios, por ej., anemia).

Para el uso de los bisfosfonatos, algunos recomendaron su uso con todos los pacientes con mieloma activo, mientras otros pensaron que su uso debe ser limitado únicamente a los pacientes con problemas óseos. Había un consenso que una evaluación dental cuidadosa y completa debe ser obligatoria antes de empezar un tratamiento con los bisfosfonatos, y que se debe interrumpir el tratamiento si aparezca el Osteonecrosis de la Mandíbula (ONJ, por sus siglos en inglés, Osteonecrosis of the Jaw). No había un consenso si los pacientes sin complicaciones o en remisión completa deben continuar o parar su terapia con los bisfosfonatos. Sin embargo, llegamos a un consenso que, por lo menos, se debe evaluar el uso de bisfosfonatos en el caso particular de los pacientes cada dos años.

Otro asunto discutido fue la dirección de recerca para mejorar la terapia ofrecida. Había muchas opiniones del asunto, y es cierto que la Junta Directiva de la IMF tomará el asunto en serio.

Para concluir, quiero decir que la reunión, y por supuesto, el Programa de Reuniones Científicas de la IMF, es algo de mucho valor para que los científicos puedan compartir sus experiencias y entender los datos clínicos de ensayos todavía no publicados.


Reporte del iniciativo Bank On A Cure®


Nuestro proyecto

Bank On A Cure es el proyecto principal de recerca de la IMF. Con el entendimiento que la respuesta de cada paciente a su terapia es única e influida por su muestra de ADN, la IMF desarrolló el primer banco de ADN de los pacientes de mieloma. La iniciativa junta toda la comunidad de mieloma: pacientes, científicos, familiares, y todos los que apoyan a los que sufren de esta enfermedad.

Nuestro reto

El reto de Bank On A Cure es de colectar muestras de ADN de, por lo menos, 10.000 participantes. En procesar y analizar los datos de estas muestras, pensamos que muchas pistas saldrán en la respuesta del paciente a los tratamientos y la ocurrencia a los efectos secundarios. Los datos darán un mejor conocimiento del funcionamiento de las drogas para el mieloma y su mejoramiento.

Nuestro adelantamiento

La IMF ha juntado muchas muestras de los pacientes en forma particular o en eventos de Enjuague (Swish and Rinse), lo que ha ocurrido en los grupos de soporte en los EEUU y Canadá. Además, científicos de varias instituciones y de grupos de ensayos clínicos nos ha transferido muestras.

La IMF compró dos sistemas Affymetrix MegaAllele, (maquinas que procesan datos de ADN) terminó el diseño de un circuito integrado (chip) de SNPs (Single Nucleotide Polymorphisms), tomó entrega del primer grupo de circuitos, y analizó algunas muestras de control. El grupo de científicos de la IMF relacionados con el proyecto han determinado las prioridades para analizar a las muestras.

Utilizando los datos recibidos, la IMF está trabajando con el NCI (Instituto Nacional contra el Cáncer en los EE UU) para identificar los genes ligados a los cauces de mieloma.

Hasta la fecha, hemos procesado más de 3.500 muestras.

Nuestro circuito, que el completamente único y de nuestro diseño, nos ha ayudado identificar algunas variaciones en los genes que puedan explicar porque algunos pacientes tienen efectos secundarios, y nos está ayudando señalar los tratamientos más eficaces para los pacientes.

Ahora mismo, estamos enfocado nuestro esfuerzo en la investigación de la talidomida, lenalidomida (Revlimid®), y bortézomib (VELCADE®), junto con algunos estudios epidemiológicos.

La IMF continuará de ofrecer reportes del proyecto de Bank On A Cure. Queremos decir gracias a todos los amigos de la IMF para su apoyo generoso, sobretodo a los donantes de ADN, sin Uds., no podemos trabajar.


Informe de la Beca del CDC


El Centro para le Control de Enfermedades y su Prevención (CDC) es quizás uno de los órganos más famosos de los EEUU para la salud. La IMF tiene una larga historia de utilizar los esfuerzos de nivel local, y con la beca aprobada para el tercer año del CDC, hemos seguido en nuestro plan de informar a las comunidades de grande riesgo para el mieloma, mientras seguimos fortaleciendo a las relaciones ya establecidas. Nuestra misión es de informar, educar, y ofrecer soporte a todos los afectados por el mieloma y a la misma vez, aumentamos el conocimiento de la enfermedad y su tratamiento, los programas de la IMF, y la recerca de la enfermedad.

Un componente integral de la beca es la creación de enlaces que aseguran que los objetivos de la beca están logrados. Por eso, la IMF hizo un enlace con el ULAAC (Proyecto Urbano Latino Africano-Americano) para poner un seminario informativo de mieloma múltiple. La taza de incidencia de mieloma para hombres de raza africana-americana es el doble de ella en los hombres anglosajones. Además, la enfermedad está más desarrollada a la diagnosis para ellos. Claramente, existe una necesidad especial de información en los clínicos, hospitales, centros de mayores de edad, iglesias, y otros centros de la comunidad Africana-Americana de los EEUU.

El 29 de junio de 2006, la IMF y el ULAAC conjuntamente ofreció un seminario del tratamiento de mieloma en el hospital Memorial del centro Centinela Freeman Regional Medical de Inglewood, California. Diseñado específicamente para los miembros de la comunidad africana-americana de la zona urbana, el seminario reunió muchos pacientes y familiares locales. Después de una presentación de la producción de video de la IMF, I Have Myeloma, What's Next? (Tengo mieloma, que sigue?) el Dr. Brian Durie respondió a las preguntas de la audiencia y ofreció mucha información relevante al respeto. Este video gratuito está disponible solamente en inglés, enviando una solicitud a David Smith a su e-mail dsmith@myeloma.org.

Como resultado del esfuerzo hecho por la IMF, varios grupos de soporte se han desarrollado en la comunidad africana-americana. Esperamos que el conocimiento de mieloma y la importancia de una diagnosis experta crezcan como resultado de estos enlaces.


Los operadores de la Línea de Soporte de la IMF contestan a sus preguntas

Hay tres operadores en la Línea de Soporte (HOTLINE) de la IMF, Nancy Baxter, Debbie Birns, y Paul Hewitt. Sus líneas telefónicas están abiertas de lunes a viernes de las 9,00 a las 16,00, hora de Pacífico de los EEUU. Para enviar una pregunta por e-mail, envíela a: TheIMF@myeloma.org.

Pregunta: Tengo una diagnosis reciente de mieloma múltiple. Fuera de un sentido general de fatiga y un poco de dolor costal, me siento bien. Estoy empezando un tratamiento con talidomida y dexametasona. Siempre he sido bastante activo, (tengo más de 60 años y siempre he practicado el tenis y el footing (jogging). ¿Que tipo de ¬†ejercicio recomiendan para mantener mi fuerza lo más tiempo posible?

Respuesta: El asunto de hacer ejercicio siempre haya sido importante para los pacientes de mieloma. Enfermeras del Instituto Dana-Farber en Boston, Massachussets nos han mencionado que en su experiencia, los pacientes que sufren de fatiga y debilidad se mejoren con más rapidez cuando tomen una cantidad adecuada de líquidos y ejercitan un poco.

Sobretodo, es importante que el paciente discute cualquier programa de ejercicio con su medico (el que trata su enfermedad, por ejemplo, su hematólogo/oncólogo) para su aprobación del programa. Debido a la relación de problemas óseos con mieloma, es sumamente importante tomar en cuenta los huesos involucrados y la probabilidad que el ejercicio es seguro. En general, el hecho de hacer ejercicios tiene beneficios para el paciente, se mejora perspectiva física y psicológica.

Como Ud. tiene una diagnosis reciente, se debe parar cualquier plan de hacer ejercicios intensos por unos dos o tres meses; o por lo menos hasta que el mieloma esté bajo control. Hasta tal momento, Ud. tiene un riesgo elevado de problemas óseos, infecciones, y eventos trombóticos. Sin embargo, es importante mantener el movimiento¬† - dos de las maneras más seguras de ejercicio es caminar y nadar. (Aunque si Ud. cuenta con un catéter para su tratamiento de quimioterapia, es posible que nadar no es una opción).

Después unos meses de tratamiento, su médico puede evaluar su situación e informarle si el mieloma es suficientemente estable para permitir un ejercicio más intenso. Puede ser que más analices (como un escaneo CAT o MRI) sean necesarios para hacer una evaluación. Su medico puede ofrecer indicaciones según su situación particular y las limitaciones posibles.

Cualquier programa de ejercicio empezado debe tener tres metas: fuerza, flexibilidad, y resistencia física. Muchos ejercicios que aumentan fuerza son seguros, en moderación (con pesas de 1 a 2 kilos). Es mejor hacer los ejercicios para aumentar la flexibilidad cuando los músculos están calentados, por eso se recomiende hacerlos al final del tiempo de ejercicios o en una piscina (aguaterápia). Un programa personalizado de yoga le puede ayudar también. Es posible lograr más resistencia física con un paseo energético diario de 15 á 20 minutos. Unos pacientes han recibido buenos resultados con fisioterapeutas de alta experiencia para aumentar y mantener fuerza y movilidad.¬† Recuerde: es importante discutir la terapia con su oncólogo, quien puede determinar si es adecuado, darle una receta, y recomendarle un fisioterapeuta con experiencia con pacientes con mieloma, de preferencia.

Acerca del tenis y el footing, es probable volver a practicar el tenis, con el permiso de su medico. La mayoría de los especialistas en mieloma creen que el footing es dañino para los huesos en el caso de los pacientes con mieloma. Otros deportes no-recomendables son el fútbol, el baloncesto, el rugby, y similares, el ciclismo (la maquina bici normalmente encontrado en los gimnasios es permitido), el ski, el patinaje, el jockey, el alpinismo, y la conducción todo terreno.

Toma en cuenta que la situación de cada paciente es distinta con respeto a su estado físico (antes del mieloma), su salud en general, y la manera en que el cuerpo está afectado por la enfermedad. Lo importante para cualquier programa seguro y efectivo es estar siempre en consulta con su medico.


Pacientes y Terapias Novedosas: el Manejo de los Efectos Secundarios
Por Deborah S. Doss, RN - Instituto Dana-Farber, Boston, Massachusetts

La Sociedad de Enfermería Oncológica (ONS, en inglés, Oncology Nursing Society) es una organización profesional de enfermeros y otros proveedores de asistencia sanitaria que promueve la excelencia en la enfermería oncológica y asistencia oncológica de calidad. Durante el trigésimo primer congreso de la ONS, la IMF y el Institute for Continuing Healthcare Education (Un instituto para la educación de la salud con sede en Filadelfia, Pennsylvania) ofreció un seminario <<Mejorando el Acceso al Tratamiento del Mieloma Múltiple>>. El seminario fue diseñado para los enfermeros oncológicos quienes tienen pacientes con mieloma, el tema principal fue el acceso a las terapias novedosas.

Mi presentación en el seminario de la IMF se enfocó en el manejo de pacientes que reciben las terapias novedosas para el mieloma. Nuevos medicamentos generan nuevos problemas, y los enfermeros están a la vanguardia de la intervención, el manejo de síntomas, y la educación. Dando una atención total a los pacientes significa estar familiar con su historia clínica, enfermedad, y situación médica actual. Educando a los pacientes acerca de los efectos secundarios que pueden aparecer, y continuamente evaluando para los síntomas de ellos, es una parte integral de la relación enfermero-paciente. Por ejemplo, puede ser el enfermero que reconoce que algunos comentarios imprecisos realmente hablan de una neuropatía periférica.

La neuropatía periférica es un efecto secundario común de la talidomida y VELCADE®. Existen muchos ensayos clínicos para combatir el efecto secundario de estos medicamentos igual que lo causado por la diabetes. En el instituto donde yo trabajo, leemos mucho acerca del asunto mientras que estudiamos nuevas terapias. Existe evidencia de anécdota en la literatura que un régimen alto en vitaminas B, el ácido fólico y dos amino-ácidos ayude con la neuropatía periférica. Muchos de nuestros pacientes nos han reportado que ellos encontraron mucho alivio con esta combinación. También existen algunos fármacos en el mercado para la neuropatía periférica más severa. Duloxetina y pregabalina ya están disponibles en los EEUU. También usan gabapentina para el dolor de neuropatía.

En el Instituto Dana-Farber, hemos dado seguimiento a los efectos secundarios de Revlimid® durante los últimos cinco años. Tres pacientes del primer protocolo de Fase I de hace cinco años siguen con el medicamento, y su mieloma se encuentran estables. Entre quince y veinte pacientes de la Fase II de hace cuatro años también siguen estables. Hemos visto efectos secundarios gastrointestinales (leves), erupciones, y bajas en los recuentos sanguíneos. Parece hasta la fecha que existen menos efectos secundarios con Revlimid que con talidomida.

VELCADE es otra terapia novedosa para el tratamiento de mieloma. Unas dolencias frecuentemente reportadas son el estreñimiento y defecaciones sueltas. Como cada paciente es único, intentamos de adivinar un régimen único de tratamientos estomacales para cada paciente. A veces es necesario experimentar un poco hasta que alcanzamos el régimen perfecto. Es importante que los familiares y/o asistentes del paciente entiendan la importancia de respetar al régimen diariamente. También recetamos una fibra laxante para ayudar al régimen. Los productos que contienen las bacterias benefíciales como Lactobacilus y Acidofilus pueden ayudar. Cuando se trata de una diarrea severa, los suplementos de glutamina pueden aliviar el problema.

La fatiga es una dolencia frecuente. Se puede alterar la dosis o el horario de otros fármacos recetados. Por ejemplo, cambiando la hora de tomar un medicamento antidepresivo puede eliminar la fatiga durante el día. Hidratación y ejercicio pueden reducir la debilidad física encontrada con la quimioterapia y otras terapias novedosas. Es importante tratar de cada caso en forma individual, cada paciente es distinto.

Cada paciente de mieloma debe tomar diariamente dos litros de fluidos como mínimo para limpiar a los riñones. Por eso se recomienda la hidratación intravenosa en algunos casos. Un paciente relativamente joven puede recibir un litro en dos horas. Pero si el paciente es anciano, débil, o padece de problemas cardiacos, puede ser prudente dar solamente 250-500cc de suero. Quizás hemos visto menos problemas de nauseas con VELCADE porque siempre iniciamos con hidratación intravenosa.

Los bisfosfonatos y sus efectos secundarios potenciales han sido discutidos con mucha frecuencia. Debo dar crédito a la IMF por estar a la vanguardia en diseminar información de los bisfosfonatos, el osteonecrosis de la mandíbula, y los efectos renales. Los bisfosfonatos pueden ser muy útiles para los pacientes, y la comunidad médica está llegando a un consenso para su uso de largo plazo.

En este momento, hay entre diez y quince nuevos medicamentos en varias fases de ensayos clínicos en nuestro instituto, y cada uno de ellos presenta un reto distinto. Los inhibidores de la proteína de choque térmico (HSP, en inglés, Heat Shock Protein) son unas nuevas terapias en Fase I que pueden ser muy informativos en el futuro. Cuando las células de cáncer están bajo estrés, los HSP les protegen de la quimioterapia. Los inhibidores de HSP parecen efectivos en los ensayos clínicos, con pocas reacciones adversas.

Con la introducción de más terapias nuevas en el campo de mieloma, seguramente saldrán nuevos efectos secundarios. Seguiremos de manejarlos cuando aparecen.


Declaración de Consenso de la Clínica Mayo para el Uso de los Bisfosfonatos en Mieloma Múltiple


Martha Q. Lacy, MD; Angela Dispenzieri, MD; Morie A. Gertz, MD; Philip R. Griepp, MD; Rafael Fonseca, MD; A Keith Stewart, MD; Robert A. Kyle, MD; et al.
(sólo abstracto)

Los bisfosfonatos son muy eficaces en la prevención y el tratamiento de lesiones líticas en el mieloma múltiple. Estamos reconociendo más que el osteonecrosis de la mandíbula es una complicación seria del uso de los bisfosfonatos a largo plazo. Asuntos como la elección del bisfosfonato y la duración de la terapia se han presentado como tópicos de mucha debate tomando en cuenta las preocupaciones de los pacientes. Hemos examinado los datos disponibles del uso de bisfosfonatos en el mieloma múltiple. Indicaciones para el uso de bisfosfonatos en el mieloma múltiple fueron desarrollados por un panel interdisciplinario con la participación de hematólogos, dentistas, y enfermeras con experiencia en los tratamientos para el mieloma/Concluimos que el pamidronato intravenoso y el ácido zoledrónico intravenoso están igualmente eficaces y superior al placebo para reducir las complicaciones óseas. El pamidronato es preferencial al ácido zoledrónico hasta que tenemos más datos de los riesgos de complicaciones como el osteonecrosis de la mandíbula. Recomendamos discontinuar el uso de bisfosfonatos después de dos años de terapia para los pacientes que alcanzan una respuesta completa y/o fase estable. Para los pacientes con mieloma activo, quienes no han logrado una respuesta clara o tienen complicaciones óseas por más de dos años, se puede disminuir la terapia a cada tres meses. Hemos desarrollado tales indicaciones con interés en la seguridad del paciente y las revisaremos con la llegada de más información acerca de los riesgos y los beneficios.


Para cancelar la recepción del Mensajero, haga un clic aquí

Si recibió Ud. el Mensajero por un tercero, ¿Por qué no inscribirse? Es gratuito: Haga un clic aquí para inscribirse


Email mensajero@myeloma.org if you have any questions.
Copyright 2006. International Myeloma Foundation. All Rights Reserved.